Los hogares estadounidenses recortaron el gasto en noviembre, la primera caída en siete meses, y sus ingresos cayeron drásticamente, nuevas señales de que el virus está afectando el crecimiento económico. El gasto personal, una medida de cuánto gastaron los consumidores en bienes y servicios, cayó un 0,4% el mes pasado, dijo el miércoles el Departamento de Comercio. Los ingresos de los hogares, cuánto ganaron los estadounidenses de los salarios, las inversiones y los programas de ayuda del gobierno, cayeron un 1,1%.

  • Personal spending -0.4% vs -0.2% esperado
  • Anterior personal spending +0.5% (revisado a +0.3%)
  • Real personal spending -0.4% vs -0.3% esperado
  • Personal income -1.1% vs. -0.3% esperado
  • Prior income -0.7% (revised to -0.6%)

Inflación:

  • Core PCE deflator MoM 0.0% vs. 0.1% esperado
  • Core PCE deflator YoY +1.4% vs. +1.4% esperado
  • PCE deflator MoM 0.0% vs. 0.1% esperado
  • PCE deflator YoY +1.1% vs. +1.2% esperado
personal income and consumer expending

El gasto del consumidor, el mayor impulsor del crecimiento económico en los EEUU se ha debilitado debido a que un aumento en las infecciones por coronavirus este invierno llevó a los estados y ciudades a ordenar a las empresas que cierren o reduzcan sus operaciones. Los consumidores recortaron drásticamente las compras de bienes.

La caída en los ingresos refleja en parte los efectos de la desaparición de los programas de ayuda federal que el Congreso y los estados implementaron a principios de este año para ayudar a los hogares y las empresas a sobrellevar la pandemia.

El gasto del consumidor había crecido más lentamente en los últimos meses y podría seguir siendo débil a corto plazo.

Entradas Similares