El índice S&P CoreLogic Case-Shiller aumentó un 11,2% en el año, el mayor aumento desde febrero de 2006.

Los precios de las viviendas en Estados Unidos están aumentando al ritmo más rápido en 15 años, lo que refleja la rapidez que compiten los compradores por una oferta limitada de viviendas en casi todos los rincones del país.

  • Índice de precios de la vivienda Case-Shiller de enero en EE. UU. +11,2 frente al + 10,5% esperado
  • Anterior fue + 10,37%
  • Índice de precios de 20 ciudades 11,1% frente al 11,2% esperado
  • Índice de precios de 20 ciudades + 1,2%
  • Reporte completo

Desde ciudades pequeñas como Bridgeport, Connecticut, hasta grandes como Seattle, los precios han ido subiendo constantemente. Dos indicadores de precios de la vivienda seguidos de cerca publicados el martes publicaron un crecimiento de los precios nacionales de dos dígitos, lo que demuestra la fortaleza generalizada del mercado.

Varias medidas se han fusionado para impulsar el mercado inmobiliario al rojo vivo, incluidas las tasas hipotecarias que cayeron por debajo del 3% en julio por primera vez. Muchos millennials sobre los 30s están realizando la compra de su primera vivienda. La construcción de viviendas nuevas se ha quedado rezagada con respecto a la demanda y los propietarios se aferran a sus casas por más tiempo.

La pandemia de coronavirus ha acelerado esta demanda. Muchos estadounidenses buscaron hogares con más espacio para trabajar de forma remota durante Covid-19 o estuvieron dispuestos a mudarse más lejos de sus oficinas.

Al mismo tiempo, la pandemia agravó la ya grave escasez de viviendas en venta. Las bajas tasas de interés llevaron a más propietarios a refinanciar y quedarse en lugar de mudarse. Otros retrasaron sus movimientos debido a la preocupación por la exposición al virus, según agentes inmobiliarios. Incluso cuando los constructores de viviendas han acelerado el ritmo de las nuevas construcciones en un esfuerzo por mantenerse al día con la demanda, están limitados por el aumento de los costos de los materiales y la escasez de terreno y mano de obra.

“Realmente solo se puede caracterizar como un mercado de súper vendedores, ni siquiera como un mercado de vendedores”, dijo Odeta Kushi, economista en jefe adjunto de First American Financial Corp. “El desequilibrio entre oferta y demanda no desaparecerá pronto. “

El auge de la vivienda ha sido un gran beneficio para estos vendedores y propietarios actuales en los EE.UU, Al tiempo que dificulta que los compradores primerizos y otras personas con menos ingresos ingresen al mercado.

Había 1,03 millones de casas a la venta a fines de febrero, sin cambios desde el nivel de enero, que fue el más bajo en datos que se remontan a 1982, dijo la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios a principios de este mes.

El índice nacional de precios de viviendas S&P CoreLogic Case-Shiller, que mide los precios promedio de las viviendas en las principales áreas metropolitanas de la nación, subió un 11,2% en el año que finalizó en enero, la tasa anual de crecimiento de precios más alta desde febrero de 2006.

Entradas Similares