IPC de agosto de EEUU +8.3% interanual frente al +8.1% previsto.

Los precios al consumidor aumentaron muy poco en general comparado al año pasado Aún así, se incrementaron considerablemente con respecto al mes anterior después de excluir los precios volátiles de los alimentos y la energía, lo que demuestra que las presiones inflacionarias se mantuvieron sólidas.

El Departamento de Trabajo informó el martes que su índice de precios al consumidor aumentó un 8.3% en agosto con respecto al mismo mes del año anterior, por debajo del 8.5% de julio y del 9.1% de junio, que fue la tasa de inflación más alta en cuatro décadas. El IPC mide lo que los consumidores pagan por bienes y servicios.

El llamado IPC subyacente(CORE), que excluye los precios de la energía y los alimentos, a menudo volátiles, aumentó un 6.3% en agosto con respecto al año anterior, una tasa muy superior al 5.9% de junio y julio, una señal de que se fortalecieron las presiones generalizadas sobre los precios.

Sobre una base mensual, el IPC subyacente aumentó un 0.6% en agosto, el doble del ritmo de julio. Los inversionistas y los policymakers siguen de cerca la inflación subyacente como un reflejo de la inflación subyacente amplia y como un predictor de la inflación futura.

El IPC mide lo que pagan los consumidores por bienes y servicios, incluidos comestibles, ropa, comidas en restaurantes, recreación y vehículos.

Via WSJ

Recientemente, la inflación ha mostrado signos de moderación para algunos bienes y servicios. Los precios de la gasolina cayeron un 10.6% en agosto, según el informe del IPC. El precio promedio nacional de la gasolina regular fue de $3.71 por galón el martes, un 26% menos que el pico en junio, según OPIS, un proveedor de análisis y datos de energía propiedad de Dow Jones & Co., editor de The Wall Street Journal.

Pero los precios de la mayoría de los bienes y servicios se mantuvieron mucho más altos que un año antes.

Los precios de los alimentos continuaron aumentando considerablemente el mes pasado, subiendo un 0.8% en agosto desde julio, al igual que los de los vehículos nuevos. Los precios también aumentaron el mes pasado para la atención médica, la educación, la electricidad y el gas natural.

Un punto clave de la inflación es el aumento de los costos de la vivienda, que aumentaron un 0.7% en agosto desde julio. Estos costos representan casi un tercio del IPC general. Una vez que los costos de la vivienda comienzan a aumentar, ese impulso tiende a persistir.

“Si bien hay algunos aspectos positivos en este informe, la dinámica subyacente es que el núcleo continúa aumentando y las presiones se han extendido más hacia la vivienda, lo que requiere que la Reserva Federal continúe elevando la tasa de política más alta, probablemente por encima del 4%”. dijo Joseph Brusuelas, economista jefe de RSM U.S.

Informe completo

Via Forexlive

Entradas Similares