El número de estadounidenses que solicitaron prestaciones por desempleo aumentó ligeramente la semana pasada a 204,000, pero los despidos siguieron siendo extremadamente bajos y no había señales de un aumento del desempleo. Las nuevas solicitudes de desempleo aumentaron desde una cifra revisada de 202,000 en la semana anterior, dijo el gobierno.

Las solicitudes muestran un número muy bajo de pérdidas de empleos, lo que indica que la economía todavía se encuentra en terreno firme. Las solicitudes de desempleo suelen aumentar cuando la economía se debilita y se acerca una recesión.

Detalles claves: Las nuevas solicitudes de desempleo cayeron en 33 de los 53 estados y territorios que informan estas cifras al gobierno federal. Las solicitudes aumentaron en 20 estados.

El número de solicitudes reales (es decir, antes de los ajustes estacionales) cayó a un mínimo de casi un año de 174,590. Ese es también uno de los niveles más bajos en más de 50 años.

Mientras tanto, el número de personas que reciben prestaciones por desempleo en Estados Unidos aumentó en 12,000, hasta 1.67 millones. La mayoría de los trabajadores despedidos parecen estar encontrando nuevos empleos rápidamente.

Panorama general: los estadounidenses se sienten seguros en sus empleos en una era de bajo desempleo y están gastando suficiente dinero para mantener el crecimiento de la economía. La mayoría de las empresas ven poca necesidad de despedir trabajadores y muchas de ellas están contratando.

De cara al futuro: “Las reclamaciones bajas siguen siendo una razón fundamental por la que la expansión debería continuar. Los empleadores todavía se aferran a los empleados porque los negocios en la mayoría de las industrias son buenos y la contratación es difícil”, dijo el economista corporativo Robert Frick de Navy Federal Credit Union.

Mientras la tasa de desempleo siga siendo baja, una recesión parecería lejana.

Via Forexlive

Entradas Similares