PCE--Personal Consumption Expenditures - MiniWallst

Core PCE interanual +5.1% interanual frente al +5.2% previsto.

El indicador de inflación preferido de la Reserva Federal subió a un ritmo anual del 5.1% en septiembre, registrando una aceleración en los precios subyacentes a medida que el costo de los artículos cotidianos, desde alimentos hasta atención médica, continúa aumentando.

El aumento desde el ritmo anual del 4.9% de agosto marca el segundo mes consecutivo de aumentos en el ritmo anual del índice PCE básico y lo lleva de nuevo a su tasa más alta desde marzo.

Mensualmente, el índice de precios de gastos de consumo personal básico aumentó un 0.5% en septiembre respecto al mes anterior, informó el viernes el Departamento de Comercio, una ligera desaceleración en el ritmo mensual desde la tasa del 0.6% de agosto. Los economistas esperaban que los precios subyacentes aumentaran a un ritmo mensual del 0.5% en septiembre y se aceleraran a un ritmo anual del 5.2%.

El índice básico excluye los sectores volátiles de alimentos y energía, que pueden mostrar grandes oscilaciones de un mes a otro. Con esas categorías incluidas, el índice PCE general subió a un ritmo anual del 6,2%, igualando la tasa de agosto. El índice PCE general está por debajo de su máximo reciente del 7 % alcanzado en junio, lo que refleja algunas caídas en los precios de la gasolina desde entonces.

Si bien la Fed analiza una amplia gama de datos económicos para informar su política, durante mucho tiempo ha favorecido el índice PCE, y en particular el índice de precios subyacente, como su medio principal para rastrear la inflación. Se pondera de manera diferente a medidas como el índice de precios al consumidor observado de cerca y otorga menos importancia que el IPC a los costos de vivienda y alquiler, por ejemplo.

Nota: El índice de precios de PCE “básico”(CORE) se define como los precios de los gastos de consumo personal (PCE), excluidos los precios de los alimentos y la energía. El índice de precios PCE básico mide los precios que pagan los consumidores por bienes y servicios sin la volatilidad causada por los movimientos en los precios de los alimentos y la energía para revelar las tendencias subyacentes de la inflación.

Entradas Similares